El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto a las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores en coordinación con el Ministerio de Cultura; el Equipo Nacional de Conducción Indígena (ENACI); la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), lanzaron este día el Plan de Acción Nacional de Pueblos Indígenas de El Salvador (PLANPIES).

El PLANPIES busca promover el desarrollo de marcos normativos para crear el reconocimiento legal y político, y la autonomía de los pueblos indígenas para lograr una participación plena y efectiva en las decisiones y las acciones de apoyo a la protección, conservación, uso colectivo y sostenible de tierras, territorios y recursos en mejora de los sistemas productivos propios.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto al ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda; la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; y el secretario de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez, presidió el acto de juramentación de la Asamblea de Representantes de los Consejos Ciudadanos Locales de Comunidades Salvadoreñas en el Exterior

Esta actividad, que se realiza en el marco del Día Nacional del Salvadoreño en el Exterior -instituido por Decreto Legislativo para conmemorarse cada 26 de noviembre-, tiene como propósito oficializar un espacio transnacional de participación ciudadana, consulta, diálogo, planificación y coordinación con los connacionales que residen en el extranjero.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior y presidenta del Consejo Nacional para la Protección de la Persona Migrante y su Familia (CONMIGRANTES), Liduvina Magarín, dio a conocer este día que diversas instituciones del Gobierno y organizaciones de la sociedad civil llevan a cabo un esfuerzo coordinado en respuesta al grupo de personas que busca migrar de forma irregular hacia los Estados Unidos.

“Es nuestra responsabilidad advertirles de los riesgos que implica migrar de manera irregular a los Estados Unidos. Hacemos un llamado a las familias para que no pongan en riesgo la vida de los niños y las niñas, quienes son los más vulnerables y los que sufren más este proceso migratorio. Llevar niños y niñas en la ruta migratoria es un riesgo, aún si están documentados, los exponen a distintos daños psicológicos y emocionales”, dijo la titular de la Cancillería.

En el marco de su agenda en Washington D.C., el vicepresidente de la República y secretario técnico y de planificación de la presidencia, Oscar Ortiz, se reunió con salvadoreños que forman parte del movimiento Alianza TPS, con quienes compartió los esfuerzos del gobierno con miras a encontrar una alternativa que les brinde estabilidad migratoria en los Estados Unidos.

“Quería personalmente, a nombre del presidente Salvador Sánchez Cerén, felicitarlos, reconocerles y agradecerles por toda la enorme labor que ustedes desarrollan como verdaderos activistas ad honorem. Voluntarios que han venido volcándose creativamente por hacer esta gran cruzada dentro de los distintos estados de los Estados Unidos y sobre todo, tratar no sólo de concientizar sino de crear una nueva correlación positiva para poder buscar una solución favorable a miles de familias y sensibilizar sobre este importante tema”, afirmó.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez; el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, y el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Jaime Miranda, asistieron este día a una misa especial de acción de gracias, luego de que Monseñor Romero fuera proclamado como santo por el papa Francisco.

El acto litúrgico, que tuvo lugar en la Sala Pablo VI, de la Ciudad del Vaticano, fue oficiado por el cardenal Gregorio Rosa Chávez, y presidida por el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, asistieron hoy a la histórica ceremonia de canonización del beato Óscar Arnulfo Romero, símbolo de unidad, paz, amor y justicia social, quien fue martirizado el 24 de marzo de 1980.

El obispo salvadoreño recibió el más alto reconocimiento de la Iglesia en la Plaza de San Pedro, en Roma, tres años después de su beatificación. Junto a él fueron elevados a los altares otros seis beatos más.

Los compatriotas que forman parte de la Fundación SHARE El Salvador, reconocieron este día, en Roma, los esfuerzos que ha realizado el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén a favor de los migrantes salvadoreños.

“Le agradecemos por su dedicación y compromiso con la comunidad salvadoreña emigrante en los Estados Unidos. Su apoyo ha sido una mano amiga para enfrentar los desafíos que se nos presentan y superarlos, principalmente por el bienestar de nuestros hijos e hijas”, aseguró Alicia Mendoza, representante de la entidad.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó este día junto a la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, en un acto en el que las autoridades de la ciudad de Roma, Italia, rindieron homenaje a monseñor Óscar Arnulfo Romero, al develar una escultura del mártir salvadoreño, quien mañana será proclamado santo de la iglesia católica.

La ceremonia se realizó en el “Jardín El Salvador” y a la misma asistieron la alcaldesa de la capital italiana, Virginia Raggi; el cardenal Gregorio Rosa Chávez; el canciller de la República, Carlos Castaneda; el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Jaime Miranda; los embajadores de nuestro país en esa nación, Sandra Alas, y ante la Ciudad del Vaticano, Manuel López; el exnuncio apostólico, Léon Kalenga, representantes del cuerpo diplomático, familiares de monseñor Romero y peregrinos de diversas partes del mundo.

El vicepresidente de la República y secretario técnico de la Presidencia, Oscar Ortiz, presentó este día, en Washington D.C., Estados Unidos, los avances que el El Salvador ha alcanzado en el marco del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica (PAPTN).

El vicemandatario encabeza la comitiva de funcionarios nacionales que participan en la Segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, a la que también se dieron cita el vicepresidente estadounidense, Mike Pence; los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; y de Honduras, Juan Orlando Hernández; así como el canciller mexicano, Luis Videgaray.

El vicepresidente de la República y secretario técnico de la Presidencia, Oscar Ortiz, encabezará la delegación que asistirá a la Segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en el Triángulo Norte de Centroamérica, a realizarse el 11 y 12 de octubre, en Washington D.C., Estados Unidos.

El encuentro es organizado por los departamentos de Estado y de Seguridad Nacional estadounidenses, y el Gobierno mexicano; por lo que participarán por parte de EUA, el vicepresidente, Mike Pence; el secretario de Estado, Michael Pompeo; la secretaria de Seguirdad Nacional, Kirstjen Nielsen y por México, el canciller Luis Videgaray.

Página 1 de 15